Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

El diario del Móvil 5 en Brasil. Cobertura inclusiva (1ra parte)

El móvil cinco de BSM partió este domingo a la noche al continente brasileño para analizar lo que nadie quiere contar: el mundial 2014. Luego de evitar la censura económica y de falta de wifis, finalmente  damos inicio al diario de este viaje.

1er día (15/6)

Llegué muy mal al mundial, pero llegué. Engripado, cansado y con sueño llegué cinco horas antes al aeropuerto de Ezeiza para poder ver el partido de Argentina y poder hacer los trámites con tranquilidad.Todo parecía ir bien, menos el dibujo táctico de Argentina, claro,  pero el plan se arruinó cuando la emoción del golazo de Messi fue anulada por el inoportunamente anticipado grito de gol de alguien que o era médium o estaba viendo el partido en una transmisión de menor delay. Sin dudas el spoiler me cagó el momento, pero me alegré por Messi, aunque con algo de distancia. “Bien, Lío”, pensé.  REFLEXIÓN: En la era de la información, nuestra mayor preocupación es impedir que nos llegue demasiado rápido.

2do día (16/6)

Tuve que hacer 4 horas de espera en el aeropuerto de Guarulhos, San Pablo hasta que se hiciera de día y pudiese molestar a mi amiga Janete con mi presencia. Las primeras sospechas: no hay mucho clima del mundial. Por supuesto que no espero que haya una fiesta en el aeropuerto a las 4 am, pero me sorprendió ver tan poca cartelería y referencias. Apenas un fuleco de tamaño real y un cartel que decía “información sobre el mundial” o algo así.

Un fuleco haciendo catenaccio

Un fuleco haciendo catenaccio

Después de hacer 4 combinaciones de colectivo y subtes, y sobreviviendo a la terrible línea azul donde la gente practicamente se arroja sobre las formaciones en movimiento  tipo Guerra Mundial Z, llegué a mi búnker cortesía de Janete y pude ir a buscar las entradas. Pero para eso tenía que imprimir los mails de confirmación y entonces sobrevino una confirmación diferente  y terrible:

No hay cybers en San Pablo.

Después de recorrer aproximadamente 30 cuadra bajo un sol terrible, y gracias a la inestimable y super paciente ayuda de distintos transeúntes anónimos que a pesar de lo idiotas que son los argentinos, especialmente de viaje, aún insisten en tomarse su tiempo para ayudarnos (por ejemplo, un señor no contento con indicarme dónde estaba el Centro Cultural San Pablo decidió acompañarme en forma corpórea esas dos cuadras… ¡un señor!) logré encontrar, dentro de una galería, una oficina muy formal  que ofrecía soluciones informaticas. Me pareció que tenía un problema informático que requería una solución informática y juzgué pertinente entrar. Me atendió un hipster con muchos piercings pero vestido de saco y corbata, que me explicó que el uso de Internet requería el llenado de un cadastro (un registro). Me pareció un exceso de burocracia y especialmente una burla a mi desesperación, a mi transpiración, a mi estrés, a mi fiebre, a mi no haber dormido ni comido nada desde hace tiempo. ¿Un cadastro? Sólo quiero poner gmail y hacer control pé, che, soy un hombre sencillo, de ambiciones sencillas. ¿Hace falta completar un registro? Finalmente el bendito cadastro consistió solamente en registrar mi nombre, así solo, sin apellido ni nada más.  Sin entender demasiado el sentido de todo aquello entregué mi pasaporte para validar el pedido y una vez en la computadora di rienda suelta a un frenesí de ctrl+p para luego subir a otro piso a buscar las impresiones. Todo muy raro y complicado, por lo que mi consejo para los que viajan a San Pablo es que se lleven una impresora.

IMG_20140616_045513

San Pablo. Otra cultura.

Hasta ahora no hablé mucho de fútbol y es que este primer día no tuve tiempo de ver nada. Un problema de venir al mundial es que te saca tiempo para ver los partidos, y la supuesta gracia que es venir a ver los partidos en la cancha y vivir en la fiesta en las calles tampoco funcionó en San Pablo este primer día, donde con excepción de 2 o 3 vendedores ambulantes de banderitas brasileñas, nada parecía indicar que se esté jugando la copa.

Después de retirar mis entradas me fui corriendo a tomar el subte hacia Tieté, el Retiro de San Pablo, paradesde allí tomar el colectivo caro pero supuestamente rápido que va para Guarulhos donde me esperaba (no literalmente) el avión para Belo Horizonte. El colectivo rápido sale cada una hora y llegué cinco minutos tarde, lo que devino en la terrible aceptación de que la única manera de no perder el avión era tomarme un taxi muy caro. Ahí, como siempre, recordé cuando Tom Hanks se toma un taxi hacia Cabo Cod en Splash!, lo cual siempre me consuela en estos casos, aunque ya ni estoy seguro de que eso realmente acontezca en la película y no me lo haya inventado para apaciguar mi culpa. Además he escuchado rumores de que la película no está basada en hechos reales. No importa, luego de discutir con el taxista valiosos 5 minutos por una diferencia de 5 reales en una viaje de 50 , arrancamos. Estoy casi seguro que durante los 40 minutos de viaje hablamos de la copa del mundo y las protestas, pero es una hipótesis ya que la mayor parte del tiempo no le entendía un carajo y tampoco él a mí. Es más, a veces yo no me entendía a mí mismo.

Ya en Guarulhos empecé a ver camisetas belgas y argelinas y la verdad es que me emocioné. Finalmente comenzaba a sentir el clima de mundial, el mundo unido por un balón, we are one, waka waka hey hey, gente que habitualmente nada tendría que hacer en ese aeropuerto o al menos no junta, con el mismo noble y romántico objetivo de acompañar en otro continente a una selección que no tiene chances de ganar nada (especialmente Argelia, claro). Me parece una gran manera de perder el tiempo y me sentí bien acompañado en una pasión mundialista que a veces siento medio insensata, así que me vino bien.

IMG_20140616_204201

Gente que nada tiene que hacer en el aeropuerto y aprovecha para ver los partidos

Ese mismo sentimiento se intensificó en el aeropuerto de Confins, en Belo Horizonte (Confins es un eufemismo para “culo del mundo”) donde colombianos, chinos, argelinos, brasileños y un hippie mugroso con la camiseta de Etiopía (yo tengo la campera de Zambia pero no me descalzo en el aeropuerto ni uso rastas!) estaban atentos frente a la pantalla provista por Budweiser, que ok, podrán decir que presionó al gobierno brasileño para cambiar la ley que prohibía la venta de alcohol en los estadios, pero lo que no se puede ocultar porque yo lo vi, porque estuve ahi y nadie me lo contó, es que Budweiser puso una pantallita en el aeropuerto para ver los partidos. Ojo, sin audio porque para eso te tenés que bajar una app que te instala otra app que te instala otra app que te instala otra app para recordarte que tomes cerveza más seguido y que no seas puto. Pero en fin, la pantallita está.

Finalizado este encuentro, y llegando a las 40 hs sin dormir, sin comer, con fiebre, sueño y cansado, no sé cómo pero llegué a la casa de mi amigo Paulo, espiritista, fan del esperanto y profesor de armado de redes locales.  Una vez allí logré dormir y bañarme, aunque no recuerdo bien en qué orden. El siguiente día me esperaba el gran partido, Bélgica – Argelia, pero la cobertura de eso llegará mañana.

Anuncios

5 comentarios el “El diario del Móvil 5 en Brasil. Cobertura inclusiva (1ra parte)

  1. Javier Castro
    19 de junio de 2014

    Excelente!

  2. hygeaediciones
    19 de junio de 2014

    Impecable! :D

  3. fernando
    19 de junio de 2014

    traté de hacerle fav con el mouse a la bajada que dice “Un fuleco haciendo catenaccio” #historiareal

  4. franupma
    19 de junio de 2014

    Impecable el móvil 5 como siempre. Un orgullo esta representación de BSM en el Mundial

  5. corbatta
    19 de junio de 2014

    Esto es el verdadero mundial, el de la gente, el que no muestra la tele, el de los tipos como vos que se levantan a las 3 de la mañana en un aeropuerto, con cansancio, frío (por el aire acondicionado), hambre,etc, para darle de comer con tu esfuerzo a unos millonarios que se acostumbraron ya a un nivel de vida del que no pueden bajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19 de junio de 2014 por en Brasil 2014.

El Pasado

Nuestro archivo