Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

Canción de fútbol y Americano

Hace algún tiempo (poco más de un año y medio) nuestro amigo y colaborador Luleau publicaba esta hermosa nota en la que fusionaba fútbol y Juego de Tronos, la obra de George R.R. Martin.

En ese momento, simplemente leímos la nota, nos reímos y dijimos “Ja ja, ¡que loco este Luleau!” que es, básicamente, lo que decimos todas las veces que leemos uno de los posteos que hace alguno de los colaboradores  de este blog. Pero hoy, mientras hacía otras cosas importantes, me encontré conque, una vez más, la ficción supera a la ficción (aunque no tengo muy claro si la primera ficción es la de Luleau o la que voy a postear ahora).

La dura carrera entre la ficción y la otra ficción. Espero que se lea el título que para eso perdí tiempo en photoshopearlo.

La dura carrera entre la ficción y la otra ficción. Espero que se lea el título que para eso perdí tiempo en photoshopearlo.

Porque parece que esto de los equipos de fútbol (americano, valga decirlo) como casas de Westeros ya lo hizo Martin en sus novelas. Y por el mejor de los motivos: por perder una apuesta.

Parece que hace algunos años (considerando lo que tarda Martin en terminar cada novela, deben haber sido unos cuantos) el autor, fanático de los New York Giants, tenía una apuesta habitual con el dueño de un sitio web sobre literatura fantástica llamado Patrick Sr. Denis, hincha confeso de los Cowbows Dallas. Inexplicable que teniendo un sitio web sobre fantasia no fuera hincha de los Gigantes, pero la gente es así de confusa.

Durante dos años la suerte favoreció al equipo de New York, pero en el tercer duelo al mediodía, los Cowboys enlazaron una serie de puntos, le metieron un balazo a la historia y arrearon el triunfo hacia su corral.

Yo también estoy sorprendido de haber encontrado en Internet una imagen que grafique tan exáctamente el párrafo anterior.

Yo también estoy sorprendido de haber encontrado en Internet una imagen que grafique tan exáctamente el párrafo anterior.

Y entonces George Martin tuve que cumplir con su parte de la apuesta: darle un muerte espantosa a su rival en una de sus novelas. Para esto, creo el personaje de Ser Patrek of King’s Mountain y le dio una heráldica muy similar a la de los Cowboys: una estrella azul sobre un fondo blanco/gris. De hecho, si ponemos el escudo de armas de Ser Patrek al lado del logo de los Cowboys, casi no hay diferencias:

¿A que no saben cuál es cuál?

¿A que no saben cuál es cuál?

Finalmente, para terminar la faena, GRRM selló el destino del nuevo personaje haciendolo tener un encuentro menos que afortunado con, lo podrán adivinar, un gigante. Que suponemos usaba un uniforme de los Giants de New York, pero no tenemos pruebas a mano.

Así que una vez más podemos ver como se mezclan la literatura y los deportes de alta competencia; o sea, el hacer creer y la ficción. Ustedes sabrán cuál es cuál, yo seguro que no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Pasado

Nuestro archivo