Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

El sueño (sud)americano

Ahí está Tevez, en Turín, recien llegado a la Juve, vestido con un saco bien apretado, a la italiana. Está lindo, se nota que está a pasitos de una de las capitales mundiales de la moda. La verdad que todo lo que tiene (en términos económicos) se lo ganó jugando al fútbol y está bien (está bien?).

tevez

Hay una historia conocida también, la de Darío Coronel, “Cabañas”, el amiguito suyo de Fuerte Apache, con quien jugaba al Baby en la famosa categoría ´84 de All Boys. Como sucede con todos los que no llegan a Primera, de Cabañas también se dice que jugaba mejor que Tevez. Pero no llegó. Se metió con las drogas, empezó a robar y un día, estando rodeado por la policía, a los 17 años se pegó un tiro.

Cabañas es el de buzo rojo al lado de Tevez.

Cabañas es el de buzo rojo al lado de Tevez.

La historia es más larga y la pueden leer con lujo de detalles en este link pero lo que queda es el morbo de que de dos chicos aparentemente iguales o, al menos, criados en las mismas condiciones sociales, uno fue por el buen camino y otro no. Uno se esforzó y llegó, el otro se desvió, se dejó llevar y perdió. Pero hay que tener mucho cuidado con la moraleja de esta historia, sobre todo los que ensalsan y le dan manija al “jugador del pueblo” y que después si sale con una mina linda o famosa, dicen “y…es porque tiene plata”.

El punto es que el sistema no está hecho para que haya muchos Tevez y un Cabañas sino más bien, todo lo contrario. Las condiciones tienden a producir Cabañas en serie y un Tevez, que les mostrará al resto que se puede, con esfuerzo y trabajo, se puede. Mentira. Ese Tevez (y no es culpa de Carlitos, por favor) existe porque existen muchos de los otros, obligados a trabajar todo el día para ganar unos mangos y mirar por la tele cómo la disfrutan los que sí pueden. Si no te gusta, drogate. O tratá de ser como ellos: trabajar poco y ganar mucho. Opciones: futbolista o chorro.

La sociedad premia a unos y castiga a los otros pero no se hace cargo de nada. Juzga a unos y a otros por igual desde su modo “panelista de TV” tan de moda hoy, consistente en sentarse en un sillón cómodo (medio despatarrado) y opinar de todo sin saber de nada. De hecho a Tevez siempre le van a recordar su origen y se van a reír de su “is very dificul´ ” o le van a marcar su indisciplina “fuera de la cancha”, etc.

tevez2

Darío Coronel no es “el otro Tevez” entonces (como titulan todas las notas sobre el tema) ni lo que hubiera sido Carlitos si no bla bla. Lo que ambos son es necesarios el uno para que exista el otro, para que el sistema siga funcionando.

Anuncios

Un comentario el “El sueño (sud)americano

  1. maia
    20 de julio de 2013

    Es la zanahoria que permite que todo siga igual, que nada cambie, que nadie se rebele. Es más peligroso que haya tevez, neymar y actores negros premiados en los oscar a que no haya nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 13 de julio de 2013 por en Deporte y Política.

El Pasado

Nuestro archivo