Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

Lo que dejaron las Eliminatorias: tácticas viejas, actuales y a futuro para combatir el flagelo de la altura

Angel-Di-Maria-asistente-AFP_CLAIMA20130326_0169_17

Una vez cada cuatro años llega el momento más esperado por todos los futboleros argentinos: el partido contra Bolivia por Eliminatorias en La Paz. Es el momento propicio para que todos llevemos al extremo eso que nos caracteriza como hinchas o periodistas (que son como hinchas pero sin pasión o con pasión pero por la plata), el hablar con total convicción de cosas que desconocemos. Que hay que llegar sobre la hora, que hay que llegar dos años antes, que no hay que temerle, que te podés morir, etc,etc.

Empecemos por el principio: hay menos oxígeno en la altura? El porcentaje de oxígeno en el aire es el mismo, lo que disminuye es la presión atmosférica y, por ende, la presión relativa de dicho gas necesario para la vida humana. Pero, en definitiva, el resultado final es una menor disponibilidad de oxígeno que el organismo debe compensar para un normal funcionamiento. El cerebro siempre es priorizado por el organismo, salvo en casos como Di María que explicaremos a continuación, por lo que el flujo sanguíneo a ese nivel tenderá a aumentar produciendo los síntomas del denominado Mal de Altura: cefalea, mareos, vómitos, etc. Pero esos síntomas no se dan en forma inmediata, sino al cabo de horas, lo que motiva la teoría de llegar sobre la hora.

El organismo comienza a hiperventilar y asegurar el oxígeno en los órganos nobles, y en los músculos en casos de ejercicio físico como el que nos compete, con lo que no es aconsejable distraer la atención del flujo sanguíneo en ese momento, por ejemplo comiéndose un plato de ravioles con tuco durante el partido o teniendo relaciones sexuales en el entretiempo.

Vamos al caso de Di María, que jugó un partido impresionante y emocionante en La Paz. Sin ánimo de criticarlo como jugador o, mucho menos, lombrosearlo (aunque sí lo haga pero es sin intención y, por ende, no es punible), podemos decir que es un jugador explosivo, de gran despliegue físico pero nada cerebral, con lo que la falta de oxígeno en el cerebro no lo afectó para nada, es más, su físico magro junto a la menor resistencia que ofrece el aire a esas alturas, hacían que alcanzara velocidades messicas (“Di María no dobla”, diría Passarella).

Otra táctica para combatir el flagelo de la altura es realizar una adaptación a largo plazo, como hizo el Equipo Fantasma  del ‘ 73 (con un triunfo) o el fantasma de Passarella (con una derrota y el vergonzoso corte a Cruz en la otra mejilla de la que había recibido el golpe). El cuerpo, a largo plazo, aumenta la masa de glóbulos rojos, que son los que transportan el oxígeno. Por eso, muchos deportistas (ciclistas, por ejemplo) entrenan en la altura, aunque en realidad conviene vivir en la altura pero entrenar en el llano. Lo que hacen algunos es dormir en una cámara hipóxica o hipobárica. O, bueno, los más prácticos se dopan con eritropoyetina, que estimula la síntesis de glóbulos rojos. También se usan las cámaras hiperbáricas para aumentar la presión de oxígeno en forma directa.

Otras tácticas, como discutimos en el BSMRadio del lunes próximo pasado, para evitar el “no nos comamos el chamuyo de la altura”, serían crear equipos sólo para ese partido (3 puntos te dejan dentro o fuera del Mundial):

– armar un equipo con argentinos que estén jugando en Bolivia (en la altura, si no es al pedo)
– nacionalizar bolivianos sólo para ese partido
– preparar un equipo especial en un complejo construído en la cima del Aconcagua
– usar trajes de buzo (sin las patas de rana, salvo en el caso del arquero o de Clemente Rodriguez, donde es lo mismo)
– dóping con picardía, por ejemplo, “tomamos anfetaminas para el resfrío” o “hay un estudio de la Universidad de Massachusetts que dice que la eritropoyetina en cantidades tóxicas previene el envejecimiento celular y combate el tránsito lento”

De 9 partidos por Eliminatorias jugados en La Paz, Argentina perdió 4, ganó 3 y empató 2. En Buenos Aires, en cambio, ganó 8 y empató 1 (el 11/11/11 por 1-1). Evidentemente, lo físico influye más allá de la calidad de los jugadores y la táctica a emplear.

Bueno, ahora a descansar, a recuperar el aire y esperar otros 4 años para volver a discutir sobre este partido que con el sistema de eliminatorias actual no tiene ninguna importancia.

Anuncios

Un comentario el “Lo que dejaron las Eliminatorias: tácticas viejas, actuales y a futuro para combatir el flagelo de la altura

  1. Robert
    29 de marzo de 2013

    GRAN artículo, muy bien explicado! Buenísimo lo de Di María, tenés razón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Pasado

Nuestro archivo