Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

La crónica del 3er. Abierto Uruguayo de PingPongO

Por Alejandro Tore*

Un nuevo torneo se nos fue, y con él la satisfacción, la nostalgia y el vacío que deja cada final de torneos de estas magnitud. 

No sin problemas iniciales (organizativos ajenos a la AOPPO) y finalmente con una participación que no logró colmar las 32 plazas habilitadas -cosa que pone en tela de juicio tanto la administración en la persona de su presidente, como la denominación mundialista- se logró un torneo de gran calidad técnica y dramática.

Las 24 representaciones presentes finalmente se enfrentaron bajo la norma que marcó la vieja usanza de los mundiales, donde clasificaban los 2 primeros de cada grupo y los mejores terceros. Completada así la grilla de 16 finalista el torneo tomó ribetes de excelencia técnica y siguió con su normal disputa de playoffs.

Varias cosas a destacar, como las dos eliminaciones directas bajo la modalidad de Pelota En Jarra, una de ellas en manos de la revelación del torneo, un juvenil de apenas 12 años que representando a Suecia, hizo levantar en vilo a toda la tribuna cuando en octavos de final -y frente a una poderosa Inglaterra que se perfilaba como finalista- logró la utopía de embocar el esférico pingpongonista dentro de la jarra de Cerveza Jennifer que auspiciaba de obstáculo. Creemos el clímax del torneo. Algo que reafirma el espíritu de este deporte y que por sobre toda las cosas promueve y alienta a las nuevas generaciones a acercarse al PingpongO y nos garantiza el recambio generacional, que es lo que realmente importa. La eliminación de Grecia bajo las mismas condiciones -y en un match que llevaba apenas 2 puntos disputados- también marcó un momento histórico. Cabe destacar en este caso que podemos hablar de una selección Helénica que pasará a la historia por haber sido la primera selección (y usamos el término selección en este caso, gracias a un torneo en modalidad Mundial) a manos de Italia en la ocasión, a la postre campeón del torneo lo que ya marcaba que Italia -como le marca su historia en los mundiales- estaba para cosas importantes. 

Fallos arbitrales polémicos y la intervención de la directiva -en este caso en la figura del presidente de la AOPPO- frente a algunas irregularidades técnicas marcaron de alguna forma la tendencia que el deporte en el Uruguay tiene de resolver temas deportivos en los escritorios. Cosa que no nos enorgullece pero que hacen a la esencia de deporte de este lado del plata. Pero sabemos que para nada se vio apocada la fiesta por estos hechos aislados, y que demostraron, que si bien se está viviendo un crisis institucional en la AOPPO, las instituciones responden a sus afiliados y hay que hacer valer la confianza y responsabilidad que los asociados entregan a los que son erigidos como dirigentes. 

Un dato no menor refiere a la presencia femenina del torneo, -cosa que realmente parece ser un tema a tocar por parte de los altos dirigentes de las diferentes asociaciones- se batió el récord de presencia de “competidoras”, lo que habla muy bien de la AOPPO. 

También podríamos hablar de que la final de la Champion League podría haber conspirado contra la convocatoria, pero el PingpongO le ganó a todo esto, y tratándolo como un obstáculo más, se logró sortear con gran éxito. 

 Ni la final de la Champions logró desviar la atención de los participantes que en esta imagen se los ve cautivos del encuentro en la mesa 3

Cabe destacar la labor arbitrar, que no si algunos fallos, marcó la otra renovación, la de los árbitros, donde se vio a un Andrés Reyes desempeñando esta labor por primera vez y de gran forma, lo que lo hizo acreedor del galardón de Juez Revelación del torneo. Otro logro que le suma a este torneo una estrella más.

Creemos, más allá de diferente hechos fortuitos y realmente formidables, los obstáculos jugaron un papel preponderante en este torneo y por sobre todo la calidad de sal utilizada, característica preponderante – y ya una marca en el orillo- de los torneo disputados en Uruguay, “caramelos de sal” como la supo denominar muy acertadamente, el representante y veedor por la AAPPO que se hizo presente representando a Chile en la ocasión. Entrar en discusiones dialécticas xenófobas a cerca de a que país debería o no representar empañarían la fiesta que realmente de vivió en la tarde del 24 de Mayo de 2014, fecha que realmente quedará para la mejor historia de ping pong con obstáculos. Dos Pelotas en Jarra, un juvenil de 12 años que promete, una final épica (la más reñida y ajustada en la historia) creemos hayan marcado hitos y que finalmente como lo marcan las mejores premisas de este deporte, los obstáculos fueron el gran aliciente para que todo se desarrollara de la mejor forma y tanto publico como competidores se vieron colmados y fue una fiesta. 

 

Larga vida al PingpongO. 

 

*Presidente de la Asociación Oriental de Ping Pong con Obstáculos

 
 Guillermo Krüger U-15 llegando a 4to de final… el recambio generacional está asegurado.
Alejandro Tore (finalista) y Nicolás Damiani (campeón). Salud!
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 27 de mayo de 2014 por en PingPongO.

El Pasado

Nuestro archivo