Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

Socialismo capitalista de la NFL: la soledad de la derrota y la muchedumbre del éxito

Un partido de futbol americano está dividido en 4 cuartos de 15 minutos.

Esos 60 minutos de reglamento se estiran a mas de 3 horas. El reloj se detiene cuando el jugador que lleva la pelota sale de la cancha, cuando el pase es incompleto, luego de un despeje, luego de un touchdown o un gol de campo, cuando entran los forenses a determinar la muerte de uno que queda inmovil luego de un golpe, o en “la pausa de los 2 minutos” (una detención cuando falatan 2 minutos para el cierre de los segundos y últimos cuartos, para poner la publicidad más cara del partido).

Es un deporte de equipos, pero no se confundan: no es socialista. O sí, confúndanse: es del estilo stalinista. Cada jugador tiene un rol determinado. No existe la del arquero yendo a cabecear en el último minuto, ni el 9 alto y torpe sacando una pelota al lado del palo despues de un corner.

Es tal la especificidad de los roles que se usan 3 equipos diferentes: uno ofensivo, uno defensivo y uno de “cuadros especiales” (son los que devuelven la patada de despeje contraria).

EE.UU. tiene una forma del plural muy especial. Cuando se representan como nación, eligen un águila. Un águila! Un ave de rapiña solitaria que vive sólo donde ellas se atreven!.

¿Cómo funciona lo colectivo en un contexto así? Bueno, pues sólo “sirve” si se sale campeón. Todo el esfuerzo colectivo, cada partecita diferenciada de la maquinaria de un equipo de la NFL sirve sólo si se llega al Super Bowl (y una vez allí, sólo si se lo gana).

Ayer se jugaron las finales de conferencias. Una jornada intensa donde los dos ganadores se enfrentarán en el Super Bowl del 5 de febrero en Indiana.

Por un lado, estaban los Cuervos de Baltimore (el nombre es inspirado en Edgar A Poe, un escritor que sólo leyó la hermana de uno de los defensivos). Enfrente, los nefastos Patriotas de New England, un equipo que echa a perder toda la simpatía que uno tiene por New England de la mano del tema de los Modern Lovers.

Estando los Ravens 3 puntos debajo del marcador al final del último cuarto, un espíritu codicioso los manda a intentar avanzar una yarda en el cuarto intento, faltando 2 minutos. Podrían haber pateado para empatar el partido, pero quieren ganarlo. Fallan. Parece que se acaba todo, pero al siguiente instante, logran interceptar un pase de Brady, el mariscal rubio de los Patriots. Atacan otra vez y vuelven a estar  en la misma situación, pero faltando segundos (¡El destino los premia!).

Esta vez  no se arriesgan: que entre el pateador y meta el gol de campo de escasas 32 yardas para empatar el partido y definirlo en el suplementario.

Todo el esfuerzo de la temporada y postemporada, todo lo ocurrido en el partido jugando de igual a igual de vistante, le pesa en los pies al pateador Billy Cundiff, un veterano en esto de ganar millones entrando en el juego sólo unos minutos. Lo erra “por un tantito así” y los Ravens se quedan sin Supertazón.

La rana René (Kermitt, para los giles), en la última película de los Muppetts, en un emotivo discurso al final les dice a sus compañeros “aunque no hayamos logrado el objetivo, fracasamos juntos, y para mí, compañeros, eso no es fracasar”.

Bueno, por algo los Muppets son los Muppets y los jugadores de futbol americanos, jugadores de futbol americano. A Billy se lo querían comer.  Porque esta máquina hecha con pedacitos ultra diferenciados, imposibilita la idea de lo colectivo. Bien podría decir el bueno de Guille “me pararon mal la pelota”, o “hubiesen avanzado esa yarda dos minutos antes y no estábamos acá”. Pero eso ocurre en todos los deportes (sobre todo en ese tan lindo que llamamos “vivir”, como dice Fran). Lo que no se puede decir acá es “si lo pateaba Flacco lo metía”.  Los roles están fijos, no hay lugar para otra gloria que la de la maquinaria, llevada de la mano de los jefes (Coaches, Mariscales). El individuo sólo existe en su rol; sueña el sueño de otros pero despierta en su propia pesadilla.

Cundiff camina luego de errar el field goal de 32 yardas, sabiendo que lo mejor que le puede pasar es que los cuervos le coman los ojos

———
Addendum: se rumorea que para el año que viene la franquicia cambia el nombre a “Los Asesinatos de la Calle Morgue (donde vivía Cundiff) de Baltimore”

Anuncios

5 comentarios el “Socialismo capitalista de la NFL: la soledad de la derrota y la muchedumbre del éxito

  1. El Facu del Handball
    23 de enero de 2012

    Jajajajaaj muy bueno el analisis!!!!

  2. jumagu
    23 de enero de 2012

    Que buen posteo!

    Lo de Cundiff fue terrible. La primera vez que debió patear, el entrenador no le tuvo confianza, porque era un intento de gol de campo de 52 yardas, algo dificil (pero no imposible)
    En la fácil parece que le pesó la falta de confianza de su entrenador.

    Una lástima, nos tendremos que bancar a los patriotas otra vez en la final

    Yo le voy a Los Gigantes!

  3. Demóstenes
    23 de enero de 2012

    Nunca voy a entender por qué cantan el himno si juegan entre ellos (y es gracioso también que hablen de la Serie “Mundial”). Igual olvídense de estos yanquis nefastos la posta el fútbol burbuja noruego http://www.marca.com/2012/01/23/futbol/futbol_internacional/1327316918.html

    • Marcos
      23 de enero de 2012

      Está muy bien! Bilardo te las pincha.

  4. corbatta
    24 de enero de 2012

    me gustó mucho el análisis/visión del concepto del juego.
    aparte: a veces se da algo parecido cuando un arquero se come un gol o alguien erra un penal en una definición por penales pero es distinto el concepto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 de enero de 2012 por en Deportes Impopulares y etiquetada con , , , , , , .

El Pasado

Nuestro archivo