Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

Fútbol Uruguayo

 Luego de una huelga de jueces vuelve este fin de semana el campeonato local del fútbol que finalizó cuarto en el útlimo mundial. Para mañana prometo una reseña de lo que es el Campeonato Uruguayo y de lo que puede pasar.

 Sin embargo hoy, Bola Sin Manija, tendrá el placer de tener publicado unas declaraciones de un exquisito ex-jugador : Fabián O’Neil.

 Este mozalbete, creo no muy conocido en Argentina, empezó en Nacional, pasó al Cagliari, de ahí a la Juventus, vuelta al Cagliari y después retiro en Nacional. Un número diez con técnica refinada, totalmente desfachatado en la cancha, cargó con la cruz durante toda su carrera de su gusto excesivo por las cantinas, gusto que si lo comparamos con Ariel “Burrito” Ortega, este último sería un verdadero abstemio al lado de O´Neil. Bueno, la cuestión es que, supongo que mamado hasta las patas, brindó estas fantásticas declaraciones que publico a continuación:

Fabián O’Neill habló sin pelos en la lengua, fiel a su estilo. El ex jugador de 36 años dialogó con el programa Quiero Fútbol de Sport 890 y se refirió a Sebastián Abreu, Paco Casal, Paolo Montero, Pablo Bengoechea, Gregorio Pérez, Giani Guigou, Nicolás Olivera y Oscar Washington Tabárez entre otros.
Respecto a su salida de Nacional en 2003, recordó que “yo ganaba 10 y quería 25. Cuando fui a arreglar el contrato pedí 25 lucas y me dijeron que era una locura, que sólo me podían pagar 10 y acepté igual. Después vino el Negro Julio (Dely Valdés) y le pagaban más. Ahí me enojé, pero no por Julio que era un fenómeno. Me calenté por Jorge, que a todos lados que iba lo enganchaba. No podía ser que ganara más que yo”.
Respecto al panameño, dijo que “venía a jugar por la guita y lo decía de frente, cuando había otros que decían que jugaban por la camiseta y no era así. Cuando Abreu vino a Nacional era el único que cobraba. Él sale diciendo que juega por la camiseta y después quedo mal visto yo porque voy a reclamar mis 25 lucas”. Por ello, consideró que “es lógico que los compañeros estuvieran molestos con el Loco”, cuando se le consultó si ese era el motivo por el cual los integrantes del plantel de Nacional se opusieron a su llegada la temporada pasada.
Uno de los compañeros que tuvo en aquel equipo tricolor fue Gustavo Méndez, quien junto a Montero “saben muchas cosas y por eso están afuera de todo. Ellos estaban en la selección cuando los agarré al Nico Olivera y a Guigou en el vestuario (de la selección) y los cagué a trompadas porque no metían y se hacían los cosos. Que venía de Malasia y no sé qué… ¡acá somos todos la selección y tenemos que ir pa’delante”, le dijo.
Al tocar el tema de la Celeste, surgió el nombre del Maestro Tabárez, de quien “no puedo opinar porque yo me peleé con él y creo que no estuve tan mal. En Cagliari lo hice echar, porque él me echó de una práctica. Un back italiano me metió una plancha, yo le metí un codazo y me echó a mí, lo defendió a él. Fui a hablar con el presidente, le dije como eran las cosas y le di a elegir entre él o yo. Me quedé yo, y a los tres meses él tuvo suerte y lo llevó el Milan”.
“Con Gregorio (Pérez) era otra cosa. No podemos comparar blanco con negro, porque Gregorio es una cosa fuera de serie. Es una excelente persona, pero como técnico no tanto… Tabárez es al revés”, afirmó.
Respecto a su pasaje por Juventus, consideró que fue “el mejor equipo en el que estuve. Me adoraban todos, preguntale a Paolo, a Zidane, a Del Piero. Yo era el único que le decía “Negro” a Davids. Negro sucio le decía, y me adoraban porque les decía las cosas de frente”.
También recordó cuando fue transferido de Nacional a Cagliari. “Yo era jugador de Nacional y como era borracho -era, porque ahora ya no tomo más- me iban a dar a préstamo a Wanderers. Vino Paco (Casal) y él, inteligente, vio que yo jugaba algo y me compró en 600.000 dólares. Después me vendió en 4.900.000 dólares por el 70%. Cuando me vendieron a la Juve fue en 12 millones y Paco tenía enganchado el 30%”.
Del contratista reveló que “me dejó tirado en las difíciles. A Cagliari llegué por él, pero a la Juve fui porque andaba volando. Después que no le serví más no me defendió”, y añadió que “cuando me mandé una cagada en la Juve que llegué un día mamado, (Daniel) Fonseca le alcahueteó, él se calentó conmigo y nunca más me dio bola”.
Sobre el momento en que le salió el pase a Italia, recordó que “me tenían vendido a Cagliari cuando se iban a jugar las finales en el 95, cuando perdimos 3-1 y no me la olvido más. Todavía lo estoy viendo a Pablo (Bengoechea) metiendo el tercero. Pablo es amigo mío aunque Paolo no quiera”.
El tacuaremboense contó que “con el Chino (Recoba) llevábamos mujeres juntos a la casa de él, nos llevábamos bárbaro, y después se puso celoso porque yo era el 10 de la selección”.
También tuvo palabras para los periodistas, y opinó que los hay “buenos y malos. El periodista tiene que decir la verdad. Una cosa es que vos digas que un jugador anduvo mal y otra que te metas con su familia o con su vida privada. Con (Alberto) Kesman una vez salimos a tomar unas copas, y después salió matándome porque tomaba”.
Por último, confesó que “estoy arruinado, se me llevaron todo las mujeres. ¡Por vivo me arruinaron!. Las mujeres te aman un rato y después si tenés 10 pesos quieren los 10, nada de dame 9 y te dejo 1”.

Un comentario el “Fútbol Uruguayo

  1. jumagu
    19 de agosto de 2010

    Muy Bueno!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19 de agosto de 2010 por en Varios.

El Pasado

Nuestro archivo

A %d blogueros les gusta esto: