Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

De trampas, arreglos, conspiraciones y torpezas

Hoy por la tarde (estoy escribiendo esto por la mañana del domingo, aunque ni idea cuándo finalmente aparecerá en el sitio ya que estoy teniendo problemas con Internet. Desde acá mis saludos a los amigos de Telecentro) se define el Campeonato Argentino de Primera División, el anteúltimo ante de que pase a ser el Superultrahiperdupercampeonatodeprimeradivisioncontodoslosequiposdelcontinente. En la definición pelean River, Estudiantes y Gimnasia de La Plata. River y Estudiantes se enfrentan a Quilmes y Tigre respectivamente, ambos ya salvados del descenso; por otro lado, Gimnasia que se enfrenta a Boca, es el equipo que menos posibilidades tiene de salir campeón, ya que necesita que pierdan sus competidores, además de ganar.

La fortuna se ha confabulado para que, por una vez, haya pocas sospechas sobre el desarrollo de los partidos. El partido que más sospechas puede levantar es el de Gimnasia con Boca, para que River no salga campeón, pero también es el menos definitorio. Los otros partidos podrían sospecharse de arreglo para que el equipo que ya se salvo del descenso se deje perder. Pero eso, por algún motivo, es normalmente de lo que menos se habla.

En la historia del fútbol argentino de, al menos, los últimos quince años, ningún equipo ha tenido buenas o malas rachas (o, en casos extremos, ganado o perdido partidos) por su propia inoperancia u operancia. Si bien en general el primer culpable es el arbitro, siempre detrás hay una mano negra: puede ser Grondona en persona, las altas esferas políticas, los directivos, arreglos entre jugadores o el Papa. Los motivos no suelen estar muy claros, pero pueden reducirse al “negocio”… o su mala voluntad… o amiguismo… o algo así.

Julio Grondona a punto de elegir el próximo campeón del fútbol argentino

Julio Grondona en su despacho a punto de elegir el próximo campeón del fútbol argentino. Foto exclusiva de BSM.

Para el hincha (usando el término hincha en forma amplia para identificar a lo peor de este grupo humano) siempre hay un motivo ulterior: para el hincha de River, la vendehumística pelea de Passarella con Grondona terminó con el equipo en la B; para los demás hinchas, hubo cientos de intentos (infructuosos) para salvar al equipo de Nuñez del descenso (incluído cambios de campeonato que no se llevaron a cabo. Para el hincha de Racing, el cambio de campeonato es para ascender de prepo a Independiente; para el de Independiente, para salvar a Racing (para el sentido común, para condenarnos a todos a la más espantosa de las miserias). Para el de Estudiantes, Gimnasia iba a ser campeón porque es el equipo de CFK; para el de Gimnasia… bueno, no sé, no conozco ningún hincha de Gimnasia para que me cuente por qué le iban a regalar el campeonato a Estudiantes, pero seguro había un buen motivo.

Lo mejor de todo es que la conclusión a sacar es que los hinchas consideran a los dirigentes totales inútiles no ya por no saber administrar los recursos, jugadores, dinero, técnicos y demás; sino por ser incapaces de rosquear correctamente. Pergeñan mil planes para salvar a River y este termina en la B. Grondona trabaja hace años para Independiente porque es hincha (aunque el rojo no gana tantos torneos bajo su mandato), pero a mitad de camino se va con Arsenal, aunque quiere salvar a Racing. Cambian los torneos para que los equipos grandes tengan más sencillo salir campeones y terminan teniendo que volver a cambiarlos porque no les resulta. Está claro que un cambio en la AFA es necesario, aunque sea para que la trampa se haga correctamente.

Ahora bien, que quede claro, no quiero con este artículo decir que no existen los arreglos, las amenazas, los sobornos, los acuerdos tácitos, las manos negras o las manipulaciones asquerosas de nuestros benemérito lider Don Julio y compañía. No dudo de que hay manejos siniestros (aunque en lo personal, creo que tienen más que ver con la organización, los fixtures y los castigos que con los resultados puntuales). Lo único que quiero decir es que tal vez haya que tener un poco de cuidado con esto de gritar “Lobo” tantas veces y que el campeón nunca sea Gimnasia y Esgrima de La Plata.

1) La idea era acompañar esta nota con algunas estadísticas relacionadas con los títulos ganados por Independiente bajo la presidencia de Grondona; los partidos que Lunati dirigió a River y algunas cosas más. Pero Telecentro no ayuda, así que quedará para otra oportunidad.
2) Ya se definió el torneo. Efectivamente, gritaron Lobo y el Lobo no estaba.
Anuncios

4 comentarios el “De trampas, arreglos, conspiraciones y torpezas

  1. juanzino
    19 de mayo de 2014

    Ja! Gran final y coincido. Supongo que la oscuridad en el manejo fomenta esa sed de conspiraciones.

  2. El ciego que no quiere ver
    19 de mayo de 2014

    Don José Telecentro conspiró para que no pudieras deducir que el subcampeón fuera el irregularnojuegaanada Boca Juniors.

    • PatUPMA
      20 de mayo de 2014

      Señor Ciego, todavía no entiendo cómo pasó eso.

  3. Marcos
    19 de mayo de 2014

    Este posteo está arreglado. De qué cuadro es hincha el autor? que “casualidad”, no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 19 de mayo de 2014 por en BSM investiga, CFK, Futbol para Toscos [Futbol Argentino].

El Pasado

Nuestro archivo