Bola Sin Manija

Fundamentalistas de la verdad alternativa

¨10 países podridos contra 300 países!¨

(bramaba Horacio Pagani ante su azorado contertulio después de que éste cuestionara la tesis de HP, ¨latinoamérica tiene mejor fútbol que europa¨, con la argucia de que están igualadas en número de Campeonatos Mundiales ganados)

Mientras esperamos que termine el aciago cese de 48 hs del Mundial, dos cosas:

1. Me sumo al ánimo de quienes desde Bola Sin Manija celebraron que 4 equipos latinoamericanos hayan quedado dentro de los 8 mejores de esta Copa del Mundo (dato de color: el Mundo FIFA cuenta con más afiliados que el Mundo ONU).

2.En este contexto ocioso y geopolítico (?) recordé un texto de Pasolini (Il calcio é un linguaggio con i suoi poeti e prosatori, 1971) que había leído hace un tiempo. Lo pueden encontrar completo en internet, les dejo algunos extractos:

¨¿Qué es una lengua? Un sistema de signos, responde, de la manera más exacta hoy, un semiólogo. Pero ese “sistema de signos” no es sólo y necesariamente una lengua escrito-hablada (ésta que usamos aquí ahora, yo escribiendo y tú, lector, leyendo). Los “sistemas de signos” pueden ser muchos.¨<

¨El fútbol es un sistema de signos, o sea un lenguaje. Tiene todas las características fundamentales del lenguaje por excelencia, el que nosotros nos planteamos en seguida como término de confrontación, o sea el lenguaje escrito-hablado. De hecho, las "palabras" del lenguaje del fútbol se forman exactamente igual que las palabras del lenguaje escrito-hablado. Ahora bien, ¿cómo se forman estas últimas? Se forman a través de la llamada "doble articulación", o sea a través de las infinitas combinaciones de los fonemas que son, en italiano, las veintiún letras del alfabeto. Los fonemas, por tanto, son las "unidades mínimas" de la lengua escrito-hablada. ¿Queremos divertirnos definiendo la unidad mínima de la lengua del fútbol? Veamos: "Un hombre que usa los pies para patear un balón" es tal unidad mínima: tal "podema" (si queremos seguir divirtiéndonos). Las infinitas posibilidades de combinación de los "podemas" forman las "palabras futbolísticas", y el conjunto de las "palabras futbolísticas" forma un discurso, regulado por auténticas normas sintácticas. Los "podemas" son veintidós (casi igual que los fonemas), las "palabras futbolísticas" son potencialmente infinitas, porque infinitas son las posibilidades de combinación de los "podemas" (en la práctica, los pases de balón entre jugador y jugador); la sintaxis se expresa en el "partido", que es un auténtico discurso dramático.

Los cifradores de este lenguaje son los jugadores, nosotros, en las gradas, somos los descifradores: así pues, poseemos en común un código. Quien no conoce el código del fútbol no entiende el significado de sus palabras (los pases) ni el sentido de su discurso (un conjunto de pases). No soy ni Roland Barthes ni Greimas, pero como aficionado, si quisiera, podría escribir un ensayo mucho más convincente que esta mención, sobre la "lengua del fútbol".¨

¨Puede haber un fútbol como lenguaje fundamentalmente prosístico y un fútbol como lenguaje fundamentalmente poético.¨

¨Así, precisamente por razones de cultura y de historia, el fútbol de algunos pueblos es fundamentalmente en prosa, mientras que el fútbol de otros pueblos es fundamentalmente en poesía.

En el fútbol hay momentos que son exclusivamente poéticos: se trata de los momentos del gol. Cada gol es siempre una invención, es siempre una perturbación del código: todo gol es ineluctabilidad, fulguración, estupor, irreversibilidad. Precisamente como la palabra poética. El máximo goleador de un campeonato es siempre el mejor poeta del año.También la gambeta es de por sí poética (aunque no siempre como la acción del gol). De hecho, el sueño de todo jugador (compartido por todo espectador) es salir del centro del campo, gambetear a todos y marcar. Si, dentro de los límites permitidos, se puede imaginar en el fútbol una cosa sublime, es precisamente ésta. Pero no sucede jamás. Es un sueño que he visto realizado sólo en “I due maghi del pallone” (Los dos magos del balón), la película de Franco Franchi.¨

¨¿Quiénes son los mejores gambeteadores del mundo y los mejores goleadores? Los brasileños. Por lo tanto, su fútbol es un fútbol de poesía: de hecho, en él todo está basado en la gambeta y en el gol.

El “catenaccio” (encadenado) y la triangulación (que Brera llama geometría) es un fútbol de prosa: en efecto, está basado en la sintaxis, o sea en el juego colectivo y organizado: es decir, en la ejecución razonada del código. Su único momento poético es el contraataque, con el gol añadido (que, como hemos visto, no puede más que ser poético). En definitiva, el momento poético del fútbol parece ser (como siempre) el momento individualista (gambeta y gol; o pase inspirado). El fútbol en prosa es el del llamado sistema (el fútbol europeo). Su esquema es el siguiente:

El gol, en este esquema, está encomendado a la conclusión, a ser posible de un “poeta realista” como Riva, pero debe derivar de una organización de juego colectivo, basado en una serie de pases geométricos ejecutados según las reglas del código.

El fútbol en poesía es el del fútbol latinoamericano. Su esquema es el siguiente:

Esquema que para ser realizado debe requerir una capacidad monstruosa de gambetear (cosa que en Europa es repudiada en nombre de la “prosa colectiva”) y el gol puede ser inventado por cualquiera y desde cualquier posición. Si gambeta y gol son los momentos individualistas-poéticos del fútbol, es por eso que el fútbol brasileño es un fútbol de poesía.

Simpáticas observaciones las de Pier Paolo. Se hicieron un poco largos los extractos… Si alguno llegó a leyendo hasta acá, no soy el único que anhela que vuelva a rodar ya! la redonda.

PD MUSICAL: Sabían ustedes que el verdadero nombre de Leo Dan es Leopoldo Dante Tevez? como Carlitos!

Anuncios

4 comentarios el “¨10 países podridos contra 300 países!¨

  1. jorgemhz
    1 de julio de 2010

    muy bueno!
    En Saló o los 120 días de Sodoma Reloaded, si Paolo viviera debería hacerles comer mierda a los antifutbol.
    Yo noto una cosa: el “futbol poesía” debería en realidad ser el catenaccio, y el “futbol en prosa” el de Brasil. Un soneto es un 4-4-3-3, hay casi una obligación de rima o de aliteración, hay cantidades de sílabas a respetar… Definitivamente, la “dinámica de lo impensado” es una prosa verborrágica que desconoce de convenciones!

  2. Candombero
    1 de julio de 2010

    QUE VUELVA EL FUTBOL URGENTE!!!!!

    ESTOY LEYENDO ESTAS NOTAS ….. es porque NO AGUANTO MAS!!!!

    MUNDIAL URGENTE!!!!!!!!

    En realidad, URGENTE el sabado a las 11…. no se aguanta mas.

  3. corbatta
    1 de julio de 2010

    estos dos días sin futbol son terribles, la gente esta enloqueciendo!!!!!!!!!!!

  4. jumagu
    1 de julio de 2010

    Buen posteo .
    Me gustó

    Sabías que el verdadero apellido de Tevez es Martinez, como El Paz!

    Se lo cambió por el de la madre para jugar en boca y no tener quilombos con all Boys

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

El Pasado

Nuestro archivo